A la luna

Monday, November 22, 2010

 

Un joven se lamenta a la luna.

Se lamenta de que todo no sea más fácil, se lamenta de su falta de orientación, de las lágrimas que le impiden ver su camino.

Se lamenta de sus manos. Demasiado frágiles para sostener metal, demasiado ásperas para acariciar la brisa.

De su reflejo, que no puede ver. La negrura del lago le devuelve una imagen rota, unos ojos apagados, un rostro cubierto, por manos que otro fin no saben tener.

Teme que en él se revele su interior, su alma sin vida, sin brillo. Perdida.

Teme su rostro, teme sus manos, teme sus pasos. Teme a la noche.

Teme a la luna.

--------------------------------------------------------------------------------------

(Una cosa no tiene nada que ver con la otra, pero es que la canción es tan preciosa...)




Hay cosas por las que merece la pena mantener los ojos abiertos...

0 comments: